Portada del documento

Foto: Ecologistas en Acción

Las organizaciones Greenpeace, WWF, Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra y SEO/BirdLife han preparado para las próximas elecciones generales su ‘Programa por la Tierra‘, en el que recogen 65 demandas “para una legislatura sostenible“.

Las propuestas del documento se agrupan en cuatro bloques de prioridades:

‘descarbonizar’ la economía y proteger el clima, ‘descontaminar por la salud de las personas’, proteger la biodiversidad y avanzar hacia un sistema más sostenible, “más allá de la protección del medio ambiente“.

Cerrar las centrales nucleares, cumplir la legislación sobre calidad de aire para 2015, promover el alquiler y la rehabilitación de viviendas, avanzar hacia una fiscalidad más “verde” son algunas de las medidas de su programa.

Según los ecologistas

El gobierno que entre tendrá que gestionar cuestiones como el futuro de la Política Agraria Común y la política pesquera, y tendrá que elegir entre hacerlo bajo criterios de sostenibilidad o no

En materia energética, los ecologistas piden garantizar una contribución de las renovables al consumo de energía final de al menos un 30% en 2020; cerrar las centrales nucleares, “fijando su vida útil en no más de 30 años”; abandonar los planes para construir cementerios nucleares “hasta que exista un calendario de cierre” de las centrales y suprimir la financición pública para la captura y el almacenamiento de carbono.

Además, el “Programa por la Tierra” recoge propuestas para reducir en un 20% el tráfico por carretera para 2016, para reducir a cero antes de 2015 el porcentaje de población que respira aire contaminado según los parámetros legales y para fomentar los sistemas de depósito, devolución y retorno de residuos de envases.

Por otra parte, solicitan un aumento en el Impuesto de Bienes Inmuebles para las viviendas vacías y segundas residencias, y aprobar medidas que impulsen el alquiler y la rehabilitación con criterios de sostenibilidad.

Hacia una democracia 2.0

Finalmente, el programa “verde” recoge medidas para combatir el “altísimo paro y la precariedad laboral” y avanzar hacia una “democracia 2.0″. El texto también pide:

Aplicar políticas de reparto del trabajo que incluyan el empleo remunerado y aquel trabajo no pagado que se realiza en el ámbito de los hogares, aprobar una ley de transparencia de las administraciones públicas y ampliar la representación de las ONG en los consejos consultivos de las distintas políticas del Gobierno

A su juicio

Dejar de invertir en infraestructuras ruinosas permitirá destinar más fondos públicos a la educación, la sanidad y la protección de la naturaleza, ya que la sostenibilidad va más allá de la protección del medio ambiente

Accede al documento completo.