Foto cedida por la Asociación Anapri

Foto cedida por la Asociación Anapri

A través de la representación teatral “El enredo de Carpitín”, cerca de cien niños han aprendido las claves del reciclaje, así como a gestionar residuos. Se trata de una iniciativa de la Asociación Naturalista Primilla Anapri.

Durante dos días, un centenar de pequeños de entre cuatro y ocho años, de la localidad madrileña de Colmenar Viejo, han podido disfrutar de estas obras, especialmente destinadas a concienciarlos acerca de la importancia de una buena gestión de residuos.

“El enredo de Carpitín” narra, desde una perspectiva comprensible para los más pequeños, la problemática de la contaminación de las aguas y los diferentes tipos de contenedores, dos temas de vital importancia para el medio ambiente.

Después de disfrutar de la representación, fueron los propios niños los que ayudaron en las labores del limpieza de un río ubicado en un parque cercano de la localidad. Así pues, mientras cantaban ” Limpiad el río, haced el favor, y dad de comer al contenedor”, aprendieron a conservar el entorno que les rodea.